Cómo hacer un currículum en Word

Curriculum word

Actualmente es tanta la competencia laboral que es indispensable saber cómo hacer un currículum en Word de la forma más atractiva posible para conseguir nuestro trabajo soñado. A continuación te damos algunas sugerencias para que armes tu mejor resumen y puedas salir confiado a la calle y a buscar el puesto que mereces.

Cómo hacer un currículum en Word que sea atractivo para tus reclutadores

Hay dos cosas que ven los reclutadores a la hora de que asistas a una entrevista de trabajo, la primera es tu actitud y presencia y la segunda es tu currículum. Si entregas una hoja sucia, arrugada  o con manchas de café, eso hablará mucho de ti. Así que lo primero que debes evitar a toda costa es dañar la hoja que vayas a llevar a la entrevista de trabajo. De hecho imprime dos juegos, para que si por mala suerte sucede algo con el primero, tienes un repuesto inmediato.

A veces nuestra mente suele jugarnos una mala pasada y de repente podemos soltar los papeles en la calle, botar el café encima o algún otro inconveniente que consideramos que solo podría suceder en el peor momento. Así que la prevención es importante a la hora de imprimir y presentar el currículum, eso te dará muchos puntos. Busca una bonita carpeta en donde puedas ubicar las páginas con la mayor comodidad posible.

¿Qué debe tener un currículum?,,

Lo primero que debe tener es tu identificación, en esta sección colocarás todos los datos necesarios para contactarte; nombre, apellido, fecha de nacimiento, lugar, dirección actual, números de teléfono, correo electrónico y redes sociales. Es muy importante que si tienes redes sociales y las vas a colocar en el currículum, estés consciente de lo que has publicado en ellas.

Muchos reclutadores se meterán en tu Facebook, Twitter y demás redes para conocer un poco más acerca de tu persona, así que trata de tener consciencia de las imágenes que compartes por Facebook, tus estados y el contenido en general, ya que esto hablará mucho de ti. Lo mejor es que si tienes alguna red social que no quieras que vean, no la coloques o procedas a depurarla de contenidos violentos, estados agresivos o que indiquen flojera, etc.

Posteriormente procederás a rellenar la sección de tu formación académica; desde el colegio en donde obtuviste el bachillerato, hasta el estudio más reciente. Colócalos en orden de años o por jerarquía; primero pones el colegio, luego la universidad, luego el postgrado, cursos, máster, etc. Una buena opción es sacar copia de todas tus credenciales y adjuntarlas al currículum.

Algo que puede valer bastante es colocar actividades especiales y promedios obtenidos durante tu estadía en el colegio y la universidad. Por ejemplo, si fuiste un atleta destacado, si perteneciste a algún simulador de Naciones Unidas, si estuviste en algún cuerpo dedicado a la protección de animales y plantas, etc. De igual forma, si tuviste un excelente promedio ¿Por qué no destacarlo? Recuerda que el currículum debe mostrar lo mejor de ti y dar a entender que eres el más indicado para obtener ese puesto.

Posteriormente colocarás tus prácticas profesionales iniciales, si trabajaste mientras estabas estudiando, si realizaste algún tipo de práctica, en dónde hiciste tu pasantía, etc. También es bueno describir lo que hiciste y tus responsabilidades durante ese período de tiempo. Una vez colocado esto procederás a poner tus experiencias laborales formales y allí colocarás el nombre de la empresa, la duración de tu estadía con fecha de inicio y cierre y las tareas desarrolladas.

Si realizaste cursos durante tu estadía en determinada empresa, es bueno que los coloques, además esto puede darle ideas a la persona que te está reclutando para hacer cursos de capacitación para su propia empresa a futuro. Una vez completada la sección laboral debes colocar los idiomas que manejas, con mucha honestidad, ya que si te necesitan para alguna labor y no dominas el idioma, quedarás muy mal. Puedes colocarlo en tres formas “fluidez al hablar”, “entendimiento del lenguaje” y “lecto escritura” y colocar porcentajes o guiarte por: nativo, experto, intermedio y básico”.

Si has aprendido por medio de alguna página como Duolingo o afines, es importante que hagas los trámites necesarios para sacarte las credenciales que estas páginas aportan. A pesar de que lo que valdrá es si dominas el lenguaje o no, la primera impresión cuenta mucho, y si tienes tu credencial de la página, te creerán mucho más. De igual forma, si has vivido en el extranjero algún tiempo, debes colocarlo.

Ahora debes colocar los conocimientos que tengas en informática. Son muy necesarios en la actualidad y casi indispensables para cualquier profesión. Coloca de primero los programas que sean más afines a tu carrera y luego coloca los que no tengan mucho que ver. Puedes ponerlos por porcentajes de dominio y si realizaste algún curso, saca copia a la credencial y adjúntala.

Ya casi tienes tu currículum completo, lo que debes hacer ahora es terminar con algunos datos de interés, como el hecho de tener carnet de conducir, tipo de licencia, disponibilidad para viajar, disponibilidad de incorporación inmediata, otras capacidades, otros estudios realizados que no tengan que ver con la carrera con la cual estás aplicando, aficiones, etc.

Aunque parezca un poco tonto este último apartado, muchos reclutadores prefieren contratar empleados que tengan algún hobbie ajeno a la empresa o practiquen algún deporte porque ven esto como un signo de sanidad mental. Así que no temas colocar “tu otra parte” al final del currículum, claro, sin extenderte demasiado.

Actualmente hay otras opciones para hacer un currículum más atractivo

De acuerdo al tipo de empresa y al servicio que ofrezcas, no es necesario que hagas tu currículum obligatoriamente en Word. Existen múltiples formas de presentar su síntesis laboral actualmente y una de ellas es con una tarjeta de presentación que tenga un código QR que conduzca a tu perfil en Linkedin, por ejemplo. Esto no solo dará la impresión de que eres una persona creativa que busca hacer las cosas de una manera diferente, sino que también les hará saber a tus reclutadores que estás pendiente de los cambios tecnológicos que ocurren a diario.

Si perteneces al campo de las carreras creativas (diseño gráfico, ilustración, publicidad y mercadeo, redacción creativa, etc), es prácticamente imperativo que trates de hacer tu currículum en algún programa de diseño y lo hagas como una infografía. Esto primero les dará una idea acerca de cómo diseñas (ya que estarán viendo la infografía de tu propio currículum), y además te hará ver como un profesional creativo de entrada.

Todo dependerá de la carrera que tengas y de la forma en la que quieras proyectarte frente a la empresa. Si es una empresa de ingeniería y estás aplicando para el puesto de administrador, no es necesario un currículum a full color con infografías y códigos QR sino algo más tradicional. Pero de cualquiera de las formas, debe ser impecable, no tener mentiras acerca de tu formación y estar muy bien presentado.

Cabe destacar que actualmente es necesario que tengas tu currículum también inscrito en la web. La página más popular es “Linkedin”, en donde aparte de tener tus datos disponibles constantemente, podrás establecer contactos relacionados a tu área y recibir posibles ofertas laborales. De igual forma, en la página Boomerang.com, están constantemente haciendo revisiones de hojas de vida.

No solo basta un buen currículum en Word

Ok, ya pudiste hacer un currículum en Word con el mejor material del mundo, pero el día de la entrevista tu mente empieza fastidiarte.  ¿Qué debes hacer? Concentrarte en lo que quieres. Aquí algunos tips:

Vístete lo mejor posible: vístete con lo que mejor tengas y luce impecable. Ten una excelente postura corporal y no camines encorvado, ya que esto dará la sensación de que te arrepientes de algo, o que no vales la pena.

Siéntate derecho y mira a los ojos: tu postura corporal lo dirá todo, trata de no cruzar las piernas ni los brazos cuando te sientes sino de tomar una posición relajada y abierta (claro, no tan abierta), ya que esto es lo que debes transmitirle a tu futuro jefe, una sensación de que tú eres el profesional en quien él puede confiar.

Nunca hables mal de tu anterior trabajo: está prohibido de cualquier manera hablar mal de tu trabajo anterior. Si te fuiste de malas o tu jefe no era una buena persona, puedes decir cosas como que hubo ciertos desacuerdos internos, pero jamás debes hablar mal de tu anterior trabajo, aún si fue una mala experiencia.

Evita las muletillas: se sabe que a la hora de entregar tu currículum estás nervioso y a veces no es solo un reclutador sino dos y hasta tres. Así que es bastante difícil no tartamudear un poco de miedo. Pero debes hacer un poco de meditación y confiar en lo que has estudiado y lo que has hecho hasta ese momento, nunca dudar de ti. Habla con propiedad y con la frente en alto a todo lo que te pregunten.

Si te preguntan alguno de tus defectos puedes decir: algunos reclutadores hacen preguntas psicológicas el mismo día de la entrevista. Evita caer en errores cuando te hagan esta famosa pregunta y responde “soy una persona muy perfeccionista”, ya que esto es un defecto, pero a la vez una virtud.

Una vez tengas listo tu currículum, tu traje y tus ganas, nada podrá detenerte. Por último, te sugerimos adjuntar una foto buena, que destaque lo mejor de ti. Recuerda que la primera impresión es la que cuenta en estos casos.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir